Cirugía de reducción de estómago

“El primer paso hacia una nueva vida para las personas que sufren de obesidad”

Para muchas personas el perder peso es algo relativamente sencillo que no implica un excesivo esfuerzo más que realizar una práctica de ejercicio y llevar una dieta sana. Sin embrago para las personas que padecen obesidad mórbida la pérdida de peso no resulta tan simple. En estos casos en los que ni las dietas ni la actividad física son suficientes para conseguir los resultados deseados, la salud del paciente puede estar en juego, por lo que se recomienda adoptar otro tipo de medidas como la cirugía bariátrica.

¿QUÉ ES LA OBESIDAD MÓRBIDA?

La obesidad es una enfermedad grave muy común en la actualidad que se caracteriza por el exceso de peso corporal a consecuencia de la alta acumulación de grasa en el organismo. La OMS (Organización Mundial de la Salud) afirma que es correcto diagnosticar obesidad cuando el índice de masa corporal, IMC, de una persona es superior o igual a los 30 Kg/m2.

Cuando el IMC supera los 35Kg/m2 hablamos de obesidad mórbida o severa. Este tipo de obesidad es sin duda el más grave, no solo por los peligros para la salud que conlleva, si no por los severos problemas que influyen en la calidad de vida del paciente: dificultad en la movilización, para relacionarse y desenvolverse en la sociedad, etc.

Debido a su gravedad, la obesidad mórbida se encuentra muy presente en la mayoría de las políticas sanitarias, ya que la falta de prevención y tratamiento puede causar la muerte del paciente.

CANDIDATOS A CIRUGÍA BARIÁTRICA

No todos  aquellos que deseen reducir su peso son candidatos a una cirugía bariátrica, existen unos requisitos para someterse a esta intervención que se deben cumplir.

Mostramos las indicaciones aprobadas por la SECO (Sociedad Española de Cirugía para la Obesidad) en relación a los pacientes que pueden someterse a una intervención de este tipo:

  1. Pacientes con IMC mayor o igual a 40 kg/m2.
  2. Pacientes con IMC mayor o igual a 35 kg/m2 en el caso que el paciente presente comorbilidades de alto riesgo. 
  3. Riesgo quirúrgico aceptable según la evaluación médica.
  4. Ausencia de enfermedad psiquiátrica grave y de hábitos tóxicos. 
  5. Pacientes que han fracasado repetidas veces  el tratamiento conservador supervisado de pérdida de peso.
  6. Asunción del riesgo quirúrgico y consentimiento informado.
  7. Compromiso para asistir a las visitas de control postquirúrgico y seguir estrictamente las pautas nutricionales que se prescriban.
  8. Ausencia de enfermedades responsables de la obesidad. 
REQUISITOS PARA LOS CENTROS Y CIRUJANOS BARIÁTRICOS

Se conseja que los centros, clínicas u hospitales que realicen cirugías de la obesidad dispongan de:

  • Equipo multidisciplinario de atención al paciente, en el que se incluye una unidad de reanimación o de cuidados intensivos de al menos 24h.
  • Circuito perioperatorio definido por escrito.
  • Todo el equipamiento e instrumental necesario y adaptado a las necesidades del paciente con obesidad mórbida.
  •  Producción académica y capacidad docente.
  • Resultados óptimos en cuenta a efectividad y seguridad.
  • Volumen elevado o suficiente de actividad.

En cuanto a los cirujanos bariátricos deben pertenecer a sociedades acreditadas y participar en reuniones o congresos sobre el sector, además de tener un mínimo volumen de trabajo al año.

VENTAJAS DE LA CIRUGÍA LAPAROSCÓPICA PARA LA OBESIDAD

La cirugía bariátrica ofrece una pérdida de peso sustancial mantenida en el tiempo y una mejora de las expectativas y calidad de vida de los pacientes obesos. Además estas intervenciones reducen el riesgo de padecer enfermedades asociadas a la obesidad.

  • Ingreso hospitalario más breve
  • Reducción de los dolores postoperatorios.
  • Cicatriz tras la cirugía menos intrusiva.
  • Favorece un regreso a la vida normal mucho más rápido
  • Menos infecciones de herida.
  • Menos adherencias.
  • Mejor tolerancia de alimentos
TÉCNICAS DE REDUCCIÓN DE ESTÓMAGO

Son diversas las técnicas quirúrgicas destinadas a reducir el exceso de peso, no siendo ninguna la intervención ideal, ni todas válidas para los todos los pacientes.

La elección de una u otra dependerá de distintos factores:

  • Características clínicas del paciente.
  • Comportamiento alimentario
  • Perfil psicológico
  • Posibles enfermedades asociadas.
  • Opinión del cirujano.

Actualmente las intervenciones de cirugía bariátrica presentan una baja tasa de complicaciones en nuestro centro médico quirúrgico.  Hoy en día las técnicas que más se realizan son la gastrectomía vertical o “manga gástrica” y el bypass gástrico, ambas con resultados excelentes, aunque con un menor número de complicaciones a favor de la primera.

Técnica de Bypass gástrico

A grandes rasgos esta intervención consiste en:

  1. Seccionar el estómago en dos partes formando uno más pequeño (40cc aprox.) que será el nuevo estómago del paciente.
  2. Dividir el intestino delgado en dos partes, conectando una de ellas al nuevo estómago, evitando así la asimilación de todo el alimento ingerido.

Bypass gástrico

 

Técnica de manga gástrica o gastrectomía vertical - Sleeve gastrectomy

Intervención que consiste en la sección de parte del estómago, 80% de su volumen aproximadamente.  La reducción del volumen del estómago del paciente se debe a que en la parte seccionada se encuentra la Ghrelina (hormona estimuladora de apetito), obteniendo una sensación de saciedad prematura.

 

tecnica manga gástrica

CIRUGÍA DE REDUCCIÓN DE ESTÓMAGO ¿CÓMO SE REALIZA?

La operación requiere previamente expandir el interior del abdomen con el gas dióxido de carbono (CO2), eliminado todo el gas una vez la operación esté finalizada.

La cirugía laparoscópica se realiza a través de pequeñas incisiones (de 6 a 12mm)  por las cuales se introduce el laparoscopio, previamente conectado a una cámara de video, el instrumental de disección, de corte y sutura. De esta manera al cirujano obtiene una imagen ampliada del estómago y demás órganos internos, pudiendo realizar una óptima intervención.

POST OPERATORIO CIRUGÍA BARIÁTRICA

Tras la intervención

Una vez finalizada la intervención el paciente pasará a planta y comenzará su recuperación, solo si este cuenta con antecedentes personales importantes, o un elevado riesgo de complicaciones será necesario que pase las primeras horas en la UCI.

El mismo día de la cirugía el paciente comenzará poco a poco a movilizarse y a realizar ejercicios respiratorios.

Durante las primeras 24 horas se estará en ayunas, hasta que al día siguiente el nutricionista proceda a realizar el plan dietético (personalizado para cada paciente).

Pasadas 24 – 48 horas de la operación y el paciente se encuentre en buen estado, se podrá marchar a su hogar donde continuará su recuperación.

Durante el primer mes

El paciente seguirá las indicaciones recibidas por el equipo médico sobre su nutrición y medicación, comenzará a caminar de forma habitual y seguirá una dieta de líquidos hasta poco a poco conseguir digerir una dieta completa.

FOTOS ANTES Y DESPUÉS REDUCCIÓN DE ESTÓMAGO

La pérdida de peso durante el primer mes tras la intervención será importante, graduándose con el paso del tiempo. Pero sin duda la clave del éxito de la cirugía bariátrica se encuentra en conseguir cambiar y continuar en el tiempo con unos buenos hábitos dietéticos y de actividad física.

fotos antes y despues cirugía bariátrica

NO DUDE EN CONSULTARNOS O PEDIR CITA

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
1 + 0 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.